sábado, 9 de enero de 2021

MOLINO DE ACEITE DE FUENTE ÁLAMO (1895). FRANCISCO JAVIER DE CÓRDOBA Y BAQUERO. “MOLINO DE DON PACO”


A finales del Siglo XIX Fuente Álamo contaba con una población cercana a los 300 habitantes (según  padrón de 1892 eran 289 habitantes) y con una población activa dedicada casi exclusivamente al campo
; en donde el mayor terrateniente por entonces era D. Francisco Javier de Córdoba Baquero.

Como antecedentes previos a su construcción, según consta en escritura pública de 1868, Juan Bermúdez González[1] había vendido  a su cuñado José Julio Jiménez Cuenca la denominada Haza Castillo, que bien podría tratarse de la finca donde se ubicaría el molino de aceite, dada su proximidad entre esta haza y la posterior ubicación de la fábrica. Así mismo consta, que por escritura pública de compraventa de 13 de noviembre de 1869, José Julio Jiménez Cuenca (nacido en 1829 Sileras, natural de Almedinilla) y su consorte María Mercedes Bermúdez González[2] venden a D. Francisco de Córdoba y Torres una casa cortijo y tres pedazos de un total de 10 fanegas y 11 celemines. La casa-cortijo está situada en uno de los pedazos de dos fanegas que linda al Levante con el camino, a Mediodía tierras de Don José Oria, con quien también linda por Poniente, y a Norte el camino de la Rábita.

A la muerte de Francisco de Córdoba Torres en 1891, deja en herencia  a su sobrino Francisco Javier de Córdoba Baquero tres pedazos de tierra de un total de  5 fanegas y 3 celemines (la casa cortijo y tierras de Fuente Álamo). La casa cortijo está ubicada en un terreno con tres fanegas 9 celemines, divididas en dos pedazos. El primero, donde se halla enclavada la dicha casa, consta de dos fanegas iguales a 71 aéreas 32 ca, linda D. José Oria, hoy sus herederos, al norte Guillermina Villuendas; y el segundo pedazo en el ruedo es de tres fanegas y 3 celemines, linda  tierras de Gregorio Abril, hoy de Cristobalina Abril, al poniente huerto de Guillermina Villuendas, al mediodía al norte Vicente Calvo[3] , hoy su hija Elena Calvo[4].

Francisco Javier de Córdoba Baquero había nacido el 4 de diciembre de 1843 en Alcalá la Real. Era el único hijo varón fruto del matrimonio entre Manuel de Córdoba y Torres  y María Francisca Baquero Fernández.

Francisco Javier, a la muerte de su padre en 1855, y siendo aún un adolescente, heredaría los Baños de Ardales y demás propiedades, conjuntamente con sus dos hermanas.

            Se  casó a los  21 años de edad, el 10 de septiembre de 1864, con Dª María del Carmen Villuendas Arjona, instalándose el matrimonio en una casona situada en  la calle Espinosa, según nos informa su nieto Tomás.

Francisco Javier, al fallecimiento de su tío Francisco en 1891, se había convertido, gracias a los bienes heredados o transmitidos en venta real, en un gran terrateniente con numerosas yuntas de labranza y con tierras en el término de Alcalá la Real, en concreto en la zona de la Mata con 100 fanegas aproximadamente, en el Cortijo del Rosalejo con otras 100 fanegas, Fuente de la  Encina Baja de 353 fanegas (su hermana Manuela lo había comprado el 21 mayo 1864 a D. José Albarracín Pérez de Vargas y D. José María Valenzuela y Lassús, Marques de Puente de la Virgen), las tierras de Ardales de unas 400 fanegas, además de las tierras en la Pontanilla, las Peñón de los Empiristas, San Bartolomé... En Fuente Álamo, sus propiedades abarcaban desde la salida de la aldea dirección al Balneario, incluido el molino de aceite, la Torre y los Baños de Ardales, hasta los límites con la Colonia.


Falleció el 27 de febrero de 1902  y, según  testamento que había otorgado el 25 septiembre 1895, los hijos de Francisco Javier y María del Carmen (ya fallecida) heredarían sus tierras: Manuel, Francisca, Eulalia, María del Carmen, María Teresa (fallecida al momento de abrir testamento y casada con Adolfo Carrillo Luque), Asunción (Monja dominica), Tomás (sin descendencia) y Francisco (Paquito de Córdoba).

En su testamento ordena que su cuerpo, vestido con ropa y colocado en una caja de madera, sea sepultado en el cementerio público de esta Ciudad.


Una vez adquirida la propiedad por herencia de las tierras y de la casa-cortijo, Francisco Javier inició las obras para la construcción del molino aceitero anexo al cortijo. Sin que tengamos constancia exacta de la fecha de su inauguración que rezaba en una placa que había a la entrada del molino
. Sí constan los permisos previos para tomar agua para la molienda, aprobados por el Ayuntamiento de Alcalá la Real, que no dejan duda que su puesta en funcionamiento fue en la temporada de 1895, pues  en la sesión celebrada en el Ayuntamiento de Alcalá la Real del día 13 de noviembre de 1895, se da cuenta de la instancia que presentó D. Francisco Javier de Córdoba Baquero, para que se le permitiese tomar de la arquilla, o desde el depósito de la misma fuente, agua suficiente para surtir a un grifo, de manera temporal pero continua,  la caldera del molino aceitero que había construido. Catorce días más tarde, se le concede el agua para la caldera del molino aceitero, ya que se considera que no hay perjuicio para los intereses municipales; pero si en algún momento es necesaria para el surtido del vecindario, quedará suspendida la concesión.[5]

También consta documentalmente que el 14 de agosto de 1895 se le envía a D. Francisco de Córdoba Baquero el Proyecto de Reglamento de la Asociación Andaluza de Cosecheros de Aceite, cuyo presidente era el Marqués de Villalta y el Secretario Feliciano del Río. Con fecha del mismo día se le envía también una circular invitándole a que se constituya en la localidad el Comité de Defensa Olivarera ante el estado de insoportable decadencia en que se encuentra la riqueza olivarera. Reflejado en último término en la falta de precio remunerador de los aceites, se proponen cinco puntos principales para gestionar la situación insostenible:


1º.- Que se graven todos los aceites y grasas distintas del de oliva, con los derechos que proceda, al efecto de que los 100 kilogramos de ellos, resulte un 25 por 100 más caro que los 100 kilogramos de aceite de oliva, calculado su valor en 90 pesetas.

2º.- Que se eleve el arancel del petróleo en bruto al tipo necesario para que su diferencia con el arancel del refinado, no sea mayor de cinco pesetas.

3º.- Que se obtenga del Gobierno, haga su pacto con el Banco de España, extendiendo sus operaciones al crédito agrícola.

4º.- Que se aumente el número de estaciones etnológicas en el extranjero, y éstas y las existentes gestionen activamente mercados para nuestros aceites, como lo hacen para los vinos.

5º.- Que se obtenga de las compañías ferroviarias la unificación de tarifas para los aceites por unidad de peso y recorrido, rebajando el 25 por 100 del término medio que hoy arrojan los existentes.


Tras la muerte en 1902 de Francisco Javier de Córdoba Baquero consta en las escrituras de herencia: “Casa Cortijo y Molino de aceitero y fincas de tierra están inscritos a nombre del causante al tomo 174, folio 43 vto. Finca nº3.560, duplicado inscripción 5ª”, que heredarán sus hijos: Manuel, Francisca, Eulalia, María del Carmen, María Teresa (fallecida al momento de abrir testamento y casada con Adolfo Carrillo Luque), Asunción (Monja dominica), Tomás  y Francisco, quienes venderían al prieguense Francisco Serrano del Mármol la casa cortijo, el molino aceitero y algunas fincas colindantes a finales de los años 10 ó inicios de los años 20 de siglo pasado.

D. Francisco Serrano explotaría el molino antes y después de la Guerra Civil. Durante la Guerra Civil fue incautado y explotado por la Colectividad,  y desde este molino se llevaron 6.000 arrobas de aceite para abastecer a las tropas en  Alcaudete, sirviendo de aprisco para acuartelamiento de una brigada roja. El 10  de enero de 1937 allí se adopto la decisión que llevó al trágico desenlace de Leocadio Anguita López.


Don Paco, como era conocido entre los fuentealameños el Sr. Serrano, mantuvo la actividad aceitera con el paréntesis de los tres años que duró el conflicto, hasta su muerte en 1959. Después continuaría con la gerencia del molino durante unos años su sobrino político Don Luis Berbel.  A principios de los años sesenta fue adquirida por D. Rafael Jiménez Funes, quien continuaría con la explotación hasta mediados los años setenta
, y teniendo como encargado a Domingo Aguilera. Cagarraches fueron los hermanos Ibáñez Sánchez, los hermanos Juan Aguilera Cano  (maestro prensa) y José Aguilera, Luis Aguilera “Calonge”… y de Alcalá la Real venía el Sr. Víboras, que era maestro molino. Después se convertiría en local de almacenamiento y pesaje de aceituna.

La casa cortijo anexa al molino se convertía en la vivienda veraniega de Dª Casilda Sierra y después de la familia Jiménez y Sánchez-Cañete.

Fueron muchos sucesos y anécdotas ocurridas entre sus paredes, como la ya contada de la Guerra Civil. Sonadas fueron las disputas entre “Pichichi”  y Baldomero de Córdoba por los derrames de alpechín, hasta el punto de  llegar en alguna ocasión a las manos, con la pérdida de la sortija de Don Paco en una de ellas. Trágica fue la mutilación de dedos de la mano de Ascensión Jiménez Funes, que siendo una niña sufrió la pérdida de varios dedos al querer coger un poquito de aceite del molino de empiedro en funcionamiento, y que hasta que no llegó la democracia no se le reconoció una pequeña indemnización.


Se cuenta también como Sandalio Pérez regalaba a D. Paco un par de pavos,
para así evitar que fuera engañado en el peso de la aceituna y en la calidad del aceite que en dos cántaras le ofrecía por la molienda de sus aceitunas.

Actualmente ha sido rehabilitado y es la vivienda de la familia Aguilera-Cañadas.




[1] Según el padrón de 1825, Juan Bermúdez estaba casado  con María González, hijos: María, Josefa, Antonio, 10, María Mercedes, Francisco, 4, Juan 2.

[2] En el padrón de 1837, Juan Bermúdez, 56, labrador, casado con María González, 40, h, María Josefa, 24, Mercedes, que sabe escribir, 18, Francisca, 16, Juan, 14 y Micaela.

[3] Vicente Calvo Giménez 1824, pegujalero, natural de Almedinilla, tiempo de residencia en Fuente Álamo desde 1848, casado con Micaela Bermúdez González 1828. Hijos: Carmen 1849, Francisco 1849, Pablo 1855, Elena 1858 y Antonio 1860.

[4] Elena Calvo Bermúdez 1858, casada con, José Carrillo Padilla 1858 hijos: Clemente Carrillo Moya 1883, Dionisio Carrillo Calvo, 1891.

 [5] Actas del Segundo Congreso Homenaje a Francisco Martín Rosales, Alcalá la Real Estudios. Núcleos Rurales. Fuente Álamo. El Agua que da vida. María Teresa Murcia Cano  y Carlos Calvo Aguilar. 

martes, 29 de diciembre de 2020

NUEVE AÑOS DESPUÉS CONTINÚA LA HISTORIA DE FUENTE ÁLAMO. ANUARIO 2020.


 Durante este año 2020 se han producido nuevos y numerosos acontecimientos en la intrahistoria de Fuente Álamo: se nos han ido por desgracia muchos fuentealameños, cada vez más, (valga esto de pequeño recordatorio), y ha venido al mundo y por ende a Fuente Álamo, el hijo de Diego y María Jesús, acontecimiento inusual en las últimas décadas. También ocurrió con algunos hijos o nietos de padres fuentealameños residentes en otros lugares, como Marco, el nieto de Aurora Cano. Del mismo modo, se ha producido la llegada a la aldea de alguna nueva familia, acontecimiento que a cuentagotas, sí se está repitiendo.  Actualmente solo existe una población registrada de 145 habitantes según el censo de 2019: 79 hombres y 66 mujeres (fuente INE Padrón Continuo por Unidad Poblacional a 1 de enero de 2020), es decir 7 habitantes menos que el año anterior.

           

ENERO

La Navidad fue poniendo fin al año 2019, celebrada en las casas particulares y en el Bar Álamo, con la tradicional murga navideña, algo menos concurrida que años anteriores, y es que las tradiciones se van perdiendo al igual que quienes las mantienen. A las doce de la noche en la Iglesia de San Antonio de Padua se le cantaron unos villancicos al Niño, donde su Hermandad había preparado un precioso belén. La noche fue cálida, con participación tanto de fuentealameños castellanoparlantes como angloparlantes, fiesta que duró hasta altas horas de la madrugada.

            El primer acto social del año 2020 se inició el día 4 de enero a las 19.30 horas, con la anticipada Cabalgata de Reyes, que fue organizada un año más por la Asociación de Vecinos “La Torre de Fuente Álamo”, colaborando como siempre todos sus miembr@s y José González con su camión. La buena tarde-noche facilitó que la Cabalgata hiciera su recorrido sin incidentes por las calles de la Aldea hasta el nuevo Centro Social, antigua escuela, y que sus jóvenes majestades, representadas este año por  Belén Aguilera, Carlos Javier García y la joven Ainara Escribano, y ayudadas por dos jovencísimas pajes llamadas Valeria y Matilde Sánchez, pudiesen repartir gran cantidad de caramelos y regalos a todos los niños de padres fuentealameños. Además, todos pudieron celebrarlo con la degustación de jamón, queso, aperitivos, refrescos y demás bebidas. Lo bueno fue ver las calles de Fuente Álamo llenas de niños durante la noche de la Cabalgata de Reyes Magos, pues traen a la Aldea mucha alegría, jolgorio, magia y rejuvenece el ambiente gélido de las demás noches. Lo menos bueno es que fue algo irreal, ficticio, de cuento de Reyes Magos y de noche efímera. Otro aspecto positivo fue la disposición de los fuentealemeños que viven fuera a traer a sus hijos al pueblo que les vio nacer. Lo negativo es que solo fuera en esa noche, pues llegan por la tarde y se marchan cargados de regalos a su pueblo de origen ya a altas horas, como si los otros días del año no fuese interesante enseñarles el pueblo, paseándoles tranquilamente y orgullosamente por sus calles, su fuente, la escuela donde fueron educados, la iglesia donde fueron bautizados, su patrimonio, sus campos... Lo bueno fue que esos niños asimilaron el pueblo de sus padres a generosidad, fantasía, ilusión, felicidad, regalos, fiesta, reyes de los abuelos, etc. Lo menos bueno fue que no puedan conocer los otros 364 días del año, que es la verdadera realidad de la pequeña aldea de sus progenitores, y que será lo que les haga tomar conciencia de sus raíces.



            El mejor regalo de Reyes lo tuvimos el día 9 de enero con la firma del “acuerdo” por el que el Ayuntamiento de Alcalá la Real expropiaba el recinto y anexos de la Torre Atalaya Almenara. Trámites que se fueron ejecutando durante el presente año y que ya están casi conclusos.

            Tuvimos un mes de enero claro y heladero, que fue una prolongación de la segunda mitad de mes de diciembre, a mediados de mes la borrasca Gloria apenas se dejó caer.


El 28 enero a la temprana edad de 69 años nos dejó Rafael Aguilera Castillo, quien todos conocíamos cariñosamente como “Yenkas”. Era un integrante de aquella gran generación de los nacidos en Fuente Álamo en 1950. Rafa fue durante estas 5 ó 6 décadas que he tenido el gusto de compartir, un buen vecino y un gran amigo. Una persona que en su tiempo rompió moldes y aportó aires modernos a la aldea, y no solo en la forma de vestir, en la conducción de motos, en las canciones, en las bebidas de moda,  en los bailes, de los que creo que de ahí le viene el apodo. Salió joven hacia las playas tarraconenses y desde allí trajo lo más actual. Le gustó disfrutar de cada momento y supo anteponer su felicidad personal y la de su familia a los comentarios de los que pensaban de otra manera. Simplemente vivió la vida que él eligió, llena de ilusiones, sin meterse en la vida de los demás, pero a la vez participando como un vecino más de los acontecimientos de la aldea, hasta los últimos tiempos, en que la salud le hizo recluirse en su casa del Molino. Fue en las fiestas de octubre cuando tuve el gusto de charlar con él unos momentos. La charla que mantuvimos me recordó a las muchas que habíamos tenido unas cuantas décadas atrás, y no había cambiado. Desde aquí solo agradecerte el haber sido como fuiste.

FEBRERO

En el Día de la Candelaria, estupenda candela formada por los vecinos en el Cerro, se degustaron productos típicos como hacía tiempo y se bailó como nunca. Todo gracias a la colaboración de los vecinos como Antonio, Paco, Juanillo Aguilera, que estuvieron acarreando leña toda la tarde para el disfrute. No obstante, tuvo su preludio el día anterior en la Piquera. Pero ese mismo día de alegría, se vino un poco abajo con el fallecimiento de Iluminada Valverde Ramírez, el día 2 de febrero a los casi 90 años. Acontecimiento, quien sabe si divino, su vida se apagó un día de iluminación (Candelaria). Tenía una gran familia formada con Antonio Aguilera; echaremos de menos a la matriarca de la familia. Iluminada fue una madre abnegada, siempre entregada a sus hijos, también fue una buena vecina, que desde su discreción, llevó una vida de plena convivencia vecinal. La calle Sacristán, en honor al apodo de su padre, se ha quedado huérfana y casi vacía, pues otra buena vecina la abandona. Cuando pasemos por ella siempre nos vendrá el recuerdo de la familia Valverde y especialmente de Iluminada, que como bien dice su nombre le dará luz y siempre estará entre nosotros. Un abrazo para la familia.

En el este mes de febrero hemos tenido los datos del INE de población, y después de dos años consecutivos de aumento en la población de Fuente Álamo, vuelve a descender nuevamente, de tal manera que los 5 habitantes que se habían conseguido en los dos últimos años, se pierden y ello sin contar las dos recientes desapariciones: Rafael e Iluminada.  Ha sido un simple espejismo o un deseado impulso que no se hizo realidad, y lo cierto es que el Padrón Continuo por Unidad Poblacional a 1 de enero de 2020, recoge para Fuente Álamo una población de 145 habitantes, 79 hombres y  66 mujeres, que en relación al de 2019, que recogía a 152 habitantes,  81 hombres y 71 mujeres, se pierden 7 habitantes, 2 hombres y 5 mujeres. Pero a mí no me salen las cuentas o las cuentas de la vieja no las controlamos, pues, si solo ha fallecido Ventura Arévalo (ya que Consuelo Carrillo falleció en diciembre de 2018), ha nacido la niña de Mari Ángeles y se han casado dos, ¿dónde están los habitantes que faltan? El tema quedaría resuelto con una simple consulta al Padrón Municipal, pero para seguir  con la especulación le echaremos la culpa al Brexit, a la España que ha sido vaciada…pero nunca se hará un estudio en profundidad del problema por los poderes públicos, no vaya a ser que intenten tomar medidas sin tener soluciones. Probablemente se dirá que ya es demasiado tarde, o quizás prefieran echarle la culpa a los que gobernaron con anterioridad.

La Cooperativa agrícola “Nuestra Sra. del Rosario” celebró su Asamblea General el 8 de febrero de 2020 y el día 9 cerró la campaña. No ha sido muy buena en producción, ni tampoco ha mejorado en calidad, dada la plaga de la mosca.

Durante el mes de febrero se fueron ultimando los preparativos del III Acto Cultural de Fuente Álamo que tendría lugar en el mes de marzo.

Las Elecciones a Alcalde Pedáneo se celebraron el día 23 de febrero con una alta participación. De un censo total de 154 habitantes con derecho a voto, que fue ampliado hasta los 16 años, de manera que quedaron sin derecho 4 ó 5 niños, votaron 96 electores.  Los candidatos fueron Sergio Palomino Miranda y José Antonio González Rosales. La elección se resolvió por un voto a favor de José González: 48 votos a favor frente a los 47 votos que recibió Sergio Palomino. Al resultado tan ajustado hay que añadir un voto nulo.

MARZO

El sábado 7 de marzo se volvió a  celebrar en Fuente Álamo un acontecimiento en torno al  mundo de la cultura. Se fundieron en un acto, la pintura, la música, la comunicación, el baile y la convivencia. Digo en un acto, porque suele llamarse jornadas, y aunque la exposición de pintura quedó abierta durante una semana, los demás acontecimientos se concentraron en un solo día, dada la complejidad que suponía el prolongarlo durante todo el fin de semana. La verdad es que la tarde noche quedó corta para tanta actividad cultural.


Se inició a las 17:00 horas, aplicando el correspondiente tiempo de cortesía, con  la  inauguración y visita guiada a la exposición de pintura,  organizada por la Delegación FIAC, Centro de Sinestesia, Ciencia y Arte, Alcalá la Real. Expusieron sus obras pintores alcalaínos de la talla de Dolores Montijano, Sebastián Rosales, María José de Córdoba, Federico Barquero,  Antonieta Castro, Isabel Padilla, Pepe Sánchez, Rafaela  Arjona, María Ángeles Jiménez, Anie Taylor, Juan García Villar y el fuentealameño Juan de la Cruz Ruiz. La presentación del acto la inició el Profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada D. Juan García Villar, le siguió.  dándonos la bienvenida, el Concejal de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Alcalá la Real  D. Juan Manuel Marchal Rosales, y cerró la presentación el Excmo. Alcalde del Ayuntamiento de Alcalá la Real D. Antonio Marino Aguilera Peñalver, quien dio la enhorabuena al recién elegido alcalde pedáneo José González y alabó la labor que desde la distancia estaba haciendo el coordinador del acto, Domingo Pérez. La presentación pictórica fue adornada con dos interpretaciones lorquianas a cargo de Ana María y Domingo A. Pérez: “Tres morillas de Jaén” y “Café de Chinitas”.  En una sala repleta de la antigua escuela, ahora Centro Social de Fuente Álamo, tuvo lugar dicha presentación y en la sala contigua gran parte del público tuvo que esperar al estar completo el aforo, para disfrutar de la magnífica exposición diseñada con tan buen gusto por D. Juan García Villar.

Una vez visitada la exposición los concurrentes, más de un centenar,  pudieron continuar ilustrándose con conferencias, completando el amplio aforo del recinto semiabierto situado al frente de la Escuela. En la presentación del acto por su organizador D. Domingo Pérez,  una vez   dada la bienvenida a las autoridades y asistentes, tras recordar a los que no pudieron estar, bien porque nos dejaron durante este año, bien porque su avanzada edad no se lo permitió, se hizo especial mención a la familia Ibáñez Sánchez: Feliciano, Juan y Paquita, por su ejemplaridad como vecinos en convivencia.


La primera charla informativa o conferencia la impartió D. Antonio Marino Aguilera Peñalver sobre: “EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE FUENTE ÁLAMO”. El turno siguiente le correspondió a D. Francisco Martín Rosales  con una interesante exposición: “NUEVAS APORTACIONES PARA EL SISTEMA DEFENSIVO DE FRONTERAS- LA FRONTERA DE FERNANDO III-”. Después de un pequeño receso amenizado por el grupo de baile “Amigas Fuentealameñas” que nos deleitaron con dos famosas sevillanas de Paco Candela, continuaron las conferencias a cargo de D. Victoriano Ramírez González con la titulada: “LOS NÚMEROS CAMBIARON MI VIDA”. Bien entrada la tarde noche y, cuando el fresquillo comenzó a sentirse, le tocó el turno a la exposición de Domingo Pérez Pérez sobre: “EL BALNEARIO DE FUENTE ÁLAMO”, quien como coordinador del acto había preferido repartir su tiempo a los tres ilustres que le habían precedido y, comunicando que siempre le tendrán a su disposición, prefirió resumir la charla sobre el antiguo balneario. Con un pase rápido de power point, expuso ágilmente el tema que había preparado a la vez que la organización del gran evento.

El colofón lo pusieron los hermanos Ana María y Domingo Antonio Pérez, voz, guitarra y violín se fundieron en interpretaciones de poemas de Miguel Hernández, Carlos Cano, finalizando con el oficioso: “Himno de Fuente Álamo”.


En Fuente Álamo como en el resto de España se decretó el estado de alerta el sábado 14 de marzo que, después de 15 días iniciales, se prorrogó otras dos semanas hasta el 12 de abril,  levantándose definitivamente, tras sucesivas prórrogas, el 21 de junio. Durante este tiempo se cerraron parques y jardines y en alguna ocasión se desinfectaron calles y  parques. Se limitaron las visitas al pueblo, pero los trabajos del campo continuaron al ser la producción necesaria o esencial.  De esta manera, el trimestre estará marcado por la anormalidad, que en núcleos rurales como Fuente Álamo fue más llevadera. 

En lo meteorológico, marzo fue un mes casi sin lluvias, tan solo unos 20 litros aproximadamente. Como en casi toda España, el inicio de la primavera fue recibida con una pequeña nevada.

El 28 de marzo fallece Purificación Pérez Ramírez (1923), la última hija que quedaba en vida de Hermógenes “Tio Monjes” o Rafael, como era conocido su padre. Nos dejó a los 96 años edad la que también era la última nieta de Gabino Pérez García, quien formó una gran saga asentada fundamentalmente en la zona de El Peñón, donde Pura permaneció gran parte de su estancia. La triste situación que vivimos nos impidió que acompañásemos a sus familiares en su despedida. Pura y José formaron una gran familia y ese ha sido el mejor legado que nos dejó.

  Las faenas del campo estuvieron bastante atrasadas, pues la tala este año ha sido necesaria y abundante. También es cierto que el virus Covid-19 o Coronavirus ha retraído a algunos fuentealameños desde el día 15 de marzo, pese a que no han sido prohibidas las actividades agrarias, tan necesarias para la vida misma. El periodo de confinamiento, por lo general, se ha respetado, aunque hay que tener en cuenta la libertad de vivir en un núcleo rural aislado. Se han desinfectado en varias ocasiones las calles y plazas. También, cuando se dispuso de ellas, se distribuyeron las mascarillas, que algunas vecinas de forma generosa habían elaborado con tela proporcionada por la Concejalía de las Aldeas y distribuida por el alcalde pedáneo.

ABRIL

 Durante el mes de abril, la lluvia nos fue acompañando de manera intermitente, sin prisa y pausadamente. La aldea y el campo estaban espléndidos según me contó mi madre, quien tiene buenas vistas desde su casa hacia el poniente, pues durante este mes también estuvimos confinados y prohibidas las visitas.  De vez en cuando la Policía Local de Alcalá la Real hizo controles para detectar posibles infracciones que había impuesto el estado de alarma, sin que conste que ningún fuentealameño fuera sancionado, aunque fueron numerosas las inspecciones tanto de la Guardia Civil y Policía Local.

Mes de abril en lo meteorológico muy bueno, se repitieron cantidades de 10 litros y algunas de 20 litros en varios días. El campo está que se sale y la floración del olivo ha sido buena y abundante.

En varias ocasiones los servicios municipales del Ayuntamiento de Alcalá procedieron a la desinfección de la aldea por motivos del Covid-19.

MAYO

Se iniciaron a primeros de este mes los preparativos para las obras de acondicionamiento de la antigua carretera JV2237 de Fuente Álamo por el Bermejo a cargo de Diputación y Ayuntamiento de Alcalá la Real. Sería en el mes de julio cuando se producirían cortes en las vías de acceso para la realización de los trabajos.


El 10 de mayo Fuente Álamo, como todo el municipio alcalaíno, pasó a la fase 1 de desescalada como consecuencia provocada por la Covid-19.

            Como en otras muchas fiestas, este año no hubo celebraciones de la Cruz de la Setilla (11 de mayo),  ni el 15 de mayo se participó en el Concurso de Carrozas de San Isidro, pues no hubo tal celebración.

El 31 de mayo fallece Dolores Fuentes Vera, “Lola de Periquín” (marido) o de “Lola de Benito” (progenitor), como era conocida. Después de que pocos años antes lo hiciera Pedro, Lola quiso acompañarlo. Las circunstancias del virus impidieron a muchos fuentealameños darle el último adiós. Lola nos deja como recuerdo su estancia tranquila y de buena vecindad durante los años que pudimos disfrutar de su compañía en la aldea hasta que decidió vender su casa y como otros muchos fuentealameños trasladarse a la urbe alcalaína.

JUNIO

 

Después de más de tres meses (desde el 14 de marzo) de confinamiento, “por fin” el día 21 de junio se levanta el estado de alarma. Han sido  meses de angustia entre los fuentealameños, que se hizo algo más llevadera en las zonas rurales, pues  la escasa población  minimizó el peligro de contagio. No se produjo ningún caso que se conozca. Durante este periodo se cerró el parque de la Fuente, y de la explanada de la antigua Escuela, se desinfestaron las vías públicas y aunque contadas, se repartieron mascarillas entre los vecinos. La actividad en el campo continuó, y aunque no estaba permitida la búsqueda de espárragos, esto fue difícil de controlar. Sin duda alguna el peligro era mínimo, pero no nulo, sobre todo por las salidas y entradas a las viviendas de residencia alcalaína.

JULIO

Con la nueva normalidad, el 9 de julio se sometió a Pleno del Ayuntamiento de Alcalá la Real  la aprobación del expediente de expropiación forzosa por razón de urbanismo para acometer la ejecución del Proyecto de Conservación, Adecuación y Puesta en Valor del Cortijo de la Torre (Exte. U19/0658). Siendo aprobado por unanimidad la expropiación con acuerdo y colaboración de SAFA de los terrenos anexos a la Torre de Fuente Álamo. Pasando a ser titularidad pública de todos los alcalaínos y fuentealameños, con ello se consiguió una reivindicación que veníamos realizando desde hace varios años a través de la plataforma “Amigos Torre y Villa Romana de Fuente Álamo”: https://www.facebook.com/groups/613159282159131. Debemos felicitarnos todos y agradecer a las Corporaciones Locales, especialmente a la actual, por el compromiso con el patrimonio monumental rural y con la recuperación de las atalayas. Fue una excelente noticia, que esperemos tenga su continuidad con la verdadera puesta en valor de la Torre de Fuente Álamo. En palabras del Alcalde y Concejal de Patrimonio D. Antonio Marino Aguilera:

“El objetivo del equipo de gobierno es restaurar la torre y poner en valor la superficie adquirida, generando un espacio recreativo y divulgativo en torno a la cercana villa romana (aún por excavar) y la torre musulmana, para el que ya existe un proyecto redactado por la Oficina Técnica Municipal. Un paso más dentro de nuestro compromiso por rehabilitar el conjunto de atalayas del municipio y por abrir nuevos espacios verdes y para el ocio en las aldeas. La expropiación del cortijo ha sido negociada con Safa, a la que agradezco su predisposición por hacer realidad este proyecto”.

Durante el mes de julio, con el Plan de Empleo Rural, se limpiaron las calles, se encalaron el centro social y la explanada, y se acometieron pequeñas obras de infraestructuras.

El 27 de julio se iniciaron las obras de conservación de la carretera JV2237 acceso a Fuente Álamo desde la A-339, consistente en asfaltado, alcantarillado, acondicionamiento de las entradas a las fincas adyacentes…. Durante las obras permaneció cortada durante 2 semanas aproximadamente, no obstante se permitió el paso temporal para acceso a fincas. Deseo felicitar a las Instituciones (Ayuntamiento de Alcalá la Real y Diputación de Jaén) por su acometida y realización, pues llevaba muchos años de abandono casi total.


Con las precauciones necesarias durante el verano, se realizaron actividades de baile al aire libre en la Explanada de la Escuela, que se prolongaron hasta las restricciones impuestas por la segunda oleada del Covid-19.

A finales del mes de julio se nos fueron tres fuentalemeños  que desde hacía algún tiempo permanecían fuera de la Aldea, aunque siempre que pudieron mantuvieron el contacto con sus vecinos y familiares a través de visitas continuadas: Custodio Jiménez Pérez, (1934), Vicente Aguilera Cano (1935) y José Carrillo Jiménez (1935). Custodio vivía en Navarcles (Barcelona), Vicente en Marcilla (Navarra) y José en Alcalá la Real. El destino quiso que los tres prácticamente de la misma quinta, nos dejasen al mismo tiempo. Desde aquí Fuente Álamo, su tierra natal, siempre los tendremos presentes, como gente de bien que las circunstancias de la emigración los llevó a otros lugares. A Custodio le recordaremos por amenizar aquellas murgas navideñas cantando los estribillos a lo flamenco. Así rezaba esta estrofa: “A Fuente Álamo hemos ido a por Costo el Remendao,  para tocar la carrañaca es un muchacho apañao”.

De Joseillo “Terreras” siempre quedará en el anecdotario de Fuente Álamo, sus paseos hacia Casasola, su cortijo natal, en aquel Dyane 6 color naranja a bordo del cual siempre llevaba su cabra asomada por en el descapotable.

De Vicente “Clavijo” siempre nos quedará en el recuerdo su sosiego y tranquilidad para afrontar las cosas. La ley de vida ha marcado que sea el primero de los 13 hermanos en dejar a la familia, ahora serán 12 más 1 que será quien les cuide.

AGOSTO

El 11 de agosto falleció Manuel Aguilera Montes,  conocido como “Rubio” o de “Remigio” en honor a su bisabuelo. Manuel casado con Urbana Aguilera se habían instalado desde los años sesenta en el País Vasco (Balmaseda), pero hasta que pudo, todos los veranos los pasaba en Fuente Álamo. Manuel junto con su hermano Antonio, los recodábamos formando parte de aquellas murgas navideñas de los años 50, donde Manuel era el maestro. Su principal virtud era el ser buen trabajador, emigrante que recorió muchos lugares del norte de España llevando el nombre de Fuente Álamo. Biznieto de Remigio Aguilera Nieto y de Margarita Pareja Sánchez, nieto de Antonio Aguilera Pareja y de Patrocinio Carrillo Torres, hijo de Manuel Aguilera Carrillo y de María Montes González, toda una saga criada en los Bujeos. Descanse en paz.

El lunes 24 de agosto fallece  Guadalupe Jiménez Funes, la menor de las hijas del Tío Amor y Patrocinio, una familia que tuvo gran relevancia en la aldea y que por desgracia ya no le queda ningún miembro viviendo en la aldea. Lupe se trasladó a la vecina aldea de Los Ríos, desde que vendió en los años cincuenta su casa familiar a Felisa, actual vivienda de Daniel, pero siempre mantuvo su contacto con familiares y amigos.

El miércoles 26 de agosto llega a Fuente Álamo  dentro de los Festivales Caldea organizados por la Concejalía de Aldeas del Ayuntamiento de Alcalá la Real, la cantante local: Melody Lorca. Magnífica actuación coplera, que pese a las limitaciones impuestas por la pandemia, concentró a muchos seguidores en el recinto de las pistas deportivas. Todo un éxito el de  esta iniciativa, que esperemos que se prolongue en el tiempo.

Verano seco, seco, seco… y seco.

SEPTIEMBRE

Pese al calor que fue prolongando el verano, el domingo 6 de septiembre nos dejó a todos helados con la noticia del fallecimiento de Marcelo Bermúdez Pérez. Con ello se fueron muchos proyectos e inquietudes sin acabar  y una estructura familiar a medio construir sin respuesta a lo sucedido. Un hombre trabajador y bueno, que como recompensa ha tenido el descansar en paz prematuramente,  aunque, sin duda alguna, lo hubiésemos querido tener entre nosotros otro poco tiempo más. Marcelo, pese a ser Laguneño de nacimiento, siempre estuvo vinculado con nuestra aldea, pues aquí conoció a Paqui, y tenía parte de sus medios de vida y una relación con nosotros muy especial. Esperemos que desde donde estés sigas con el mismo interés los avatares de tu aldea de adopción y estás publicaciones que tanto te interesaban, y que sepas que también te seguiremos en las redes sociales del universo.

El Plan de Empleo Rural ha trabajado en el Antiguo Centro Social  con pintura y limpieza para adecentarlo ante la reinauguración del café-bar que tuvo lugar el 12 de septiembre con la dirección de José González y Raquel Pérez. Suerte desde aquí.

El 22 de septiembre muere Ian, el marido de Patricia. Triste noticia y a la vez novedosa, pues será el primer angloparlante que fallece en la aldea, desde que hace unas cuantas décadas comenzaron a instalarse. Después de algunos años de padecimiento, descanse en paz.

OCTUBRE

Este año no ha habido celebraciones en  honor a Nuestra Patrona la Virgen del Rosario.

El 25 de octubre se vuelve a aprobar el nuevo estado de alarma, y aunque no hubo un confinamiento, sí se produjeron algunas restricciones de movilidad, y el cierre perimetral de municipios, que se prolongó hasta el 10 de diciembre.

            Este año ha habido muchas cosas buenas y mucha felicidad, pero también algunos de nuestros vecinos han tenido que pasar por los hospitales; algo duro pero a la vez bueno, pues allí se va a curarse. Debería nombrar a todos, pero carezco de información global y para no dejar a nadie fuera, lo omito.

            NOVIEMBRE

Nada de visitas a nuestros seres queridos el día de los Difuntos.

Con una bienvenida lluvia, y con el frío que se dejó caer a finales del mes de noviembre y primeros de diciembre, se inició la campaña de la recolección de la aceituna, con la apertura de la almazara el día 23 de noviembre. La presente campaña 2020-2021 de aceitunas se ha recuperado  con las lluvias.

            Como hemos dicho, el día 23 de noviembre se abrió la almazara, pero la aceituna estaba aún baja de rendimiento. Fue tomando grado y grosor con el buen tiempo del mes de diciembre, y gracias también a las lluvias caídas en el mes de noviembre y primeros de diciembre, que dieron un buen bote cercano a la Navidad con más de 100 litros.

            A finales del mes de noviembre se instalaron nuevas farolas y se puso el alumbrado para las fiestas navideñas.

Con la campaña de aceitunas llegan nuevos vecinos, instalándose en las casas que habían permanecido cerradas desde que nos abandonaron sus propietarios, como la de Mariquilla. Los temporeros también regresaron como todos los años.

DICIEMBRE

Puente de la Constitución frío, aunque no llegó la nieve, pero sí la deseada lluvia, que siguió cayendo incluso unos días después, lo que provocó la paralización de las actividades de recolección. La aceituna, por su parte, fue cogiendo rendimiento. Durante este mes de diciembre, se fueron modificando las medidas del estado de alarma y el  día 18 se abrió la posibilidad de visitar a los familiares de otras provincias.

El día 16 de diciembre falleció en extrañas circunstancia un vecino de nacionalidad inglesa,  que se había instalado meses antes en la Casa la Tórtola.

Este año no ha sido posible la celebración de la tradicional murga navideña.

Se convocó por primera vez un Concurso de Belenes y Árboles Navideños a través del grupo de facebook: “FUENTEALAMEÑ@S”.

También nuestro querido vecino Juan Aguilera “Juanillo de la Feliciana” ha sufrido en estos días un percance, del que le deseamos pronta recuperación. 

Como las tecnologías han llegado para ir avanzado, también han servido para paliar la falta de afecto que produce el no poderse reunir las familia y un ejemplo ha sido la video conferencia mantenida entre  la familia Cano-Haro.


……

Ha sido un año muy difícil para todos los fuentealameños, familiares que no han podido ser visitados, sin celebraciones festivas, viviendo con un nudo permanente y con la sola esperanza de que esto termine de una vez.

Un año más, hemos seguido con publicaciones en el blog, lo cual va ya camino de una década de trabajo. Todavía hay muchos temas que tratar. Este año hemos iniciado una interesante tarea de estudio de los apellidos de origen fuentealameño y de estudio de los padrones de habitantes del siglo XIX. También quedan pendientes publicaciones sobre la Guerra Civil o sobre los fuentealameños en la División Azul…y los temas que puedan surgir del día a día. 

Esperemos, como siempre digo, que podamos seguir con este ilusionante trabajo. Solo tengo palabras de agradecimiento a los seguidores del blog, pues los que lo siguen desde fuera, están sabiendo reconocer cada vez más, el esfuerzo desinteresado que implica; y lo que es más importante, han podido conocer la historia de esta aldea desde la distancia. En algunos, desde dentro, estoy notando cierto aburrimiento y falta de ganas de participar con sus aportaciones y comentarios, cosa que puede ser normal después de tantos años. Hay que entender que pueda haber mucha gente que no esté de acuerdo, pero lo que no se puede entender es que sin argumento alguno, intenten menospreciar el trabajo, pues con ello están haciendo un triste favor al saber y al conocimiento sobre su aldea. Las “críticas de bares” no suelen ser constructivas, teniendo la puerta abierta para hacerlo en el propio blog y ahí poder ser debatido.


Ha sido un año especialmente raro, a causa del maldito virus. Sin embargo, todo no ha sido negativo, y quizás antes de que nos atacase, pudimos celebrar el III Acto Cultural en Fuente Álamo, comentado en el anuario.

Cada vez es más neces
aria la colaboración de todos los fuentealameños, pues  somos los que verdaderamente reconstruimos la historia de Fuente Álamo; es necesaria la aportación de nuevos datos e informaciones para ir ampliando los temas publicados y, sobre todo
,

las biografías de otros fuentealameños. Este año he tenido el gusto de conocer telemáticamente a nuevos descendientes de fuentealameños que el éxodo les hizo habitar otros pueblos de España, y me ha apasionado el interés que han mostrado por recordar sus raíces. Hemos contado especialmente con las aportaciones de dos músicos: Ángel Moreno “Perote”, el polifacético Rafael Aguilera “Florío” y las experiencias de Ceferino Aguilera “Carrilano”. Todos nos han aportado testimonios y documentos fotográficos de mucho valor.

Ha sido también un año de muchas horas de trabajo, respaldadas por el confinamiento, que me han permitido  recabar los datos más precisos, para hallar por pequeña que fuera la información más exacta sobre el pasado de Fuente Álamo.

Nuevamente, pido vuestro apoyo (más de 188.000 visitas) a través de vuestros comentarios o añadiéndoos a la lista de seguidores, para que la motivación mía, sea la de todos, y así poder continuar trabajando de tal forma que esos comentarios queden también para la historia, pues este año nuevamente a través de Facebook, se ha publicitado mejor el blog, registrándose muchos comentario de apoyo.


            En estas fechas tan señaladas sólo me queda  agradecer nuevamente a todos los que han colaborado en esta empresa, aportándome datos o prestándose con el testimonio de su vida a ser protagonistas de nuestra historia. Seguramente muchos acontecimientos me han quedado en el tintero, por eso dejo siempre abierta la entrada para que con vuestros comentarios los hagáis recordar y completéis el año.

 

¡¡FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO Y SALUDABLE AÑO NUEVO 2021!!

PD. Cerrada la edición, el pasado día 30 nos dejó José Vera Torres, al que en su día dedicamos una entrada, descanse en paz y un abrazo para la familia: https://historiadefuentealamo-jaen.blogspot.com/2016/01/la-tala-del-olivo-los-taladores-de_27.html